Contacto  I  Enlaces  I  Bibliografía        

Santa Leocadia
En la comarca leonesa del Bierzo   
     Inicio > Anterior























HISTORIA



Primeros Pobladores
 El Monasterio
 La Fundación del Pueblo
El Siglo XX

 

En los alrededores del actual pueblo de Santa Leocadia, hacia el año 840, fue fundado  por los monjes Valentín y Moisés el monasterio de Santa Leocadia Castanearia o Castañeda. Probablemente ocupando el paraje denominado hoy como "el ministerio".

A la muerte de sus fundadores el monasterio entra en decadencia, aparecen numerosos problemas internos, y el obispo Arnulfo lo termina reduciendo a parroquia secular a finales de siglo IX.

Pero todo cambia con la llegada a Astorga del obispo San Genadio, que en el año 916 lo devuelve a la disciplina monacal, potenciando la Regla de sus fundadores y colocando al frente al Abad Donadeo, a la vez que dota al monasterio con el lugar de Genestoso, con su iglesia de Santa Marina y con todo su término y pertenencias, así como con la villa de Asinarios.

A partir de entonces empiezan a ser frecuentes las donaciones por parte de los fieles, entre 932 y 963 aparecen registradas como más importantes, una villa llamada Cabanilla cerca de Noceda, posesiones en Argayo, en Salientes, en Finolledo, y un molino en Congostillo.

Este mismo año de 963 el rey Bermudo y la reina Elvira hacen donación de alrededor de 50 siervos, acompañados de sus esposas e hijos, y que son de 14 localidades distintas. Era Abad Merito.

Siguen las donaciones entre el año 993 y 1076, propiedades en Abdanaces (Audanzas del Valle), Valcabado, Toreno, Verlanga, Rioseco, Langre, Campo Longo, Ornia (cerca de Astorga), Villamartín, Villarino, Cernada, Casillas y una iglesia dedicada a San Martín en Páramo del Sil.

En el año 1083 comienzan a dirigir el monasterio una serie de administradores, y un obispo, el Obispo Osmundo.
 
Los bienes del monaterios fueron con frecuencia origen de disputa entre obispos y nobles. Incluso en el año 1162, el Papa Alejandro III se vio obligado a intervenir en favor de la diócesis de Astorga.

Pero el problema más grave fueron las discrepancias entre los monjes, reticentes a homologar su antigua Regla, y el Obispado,  empeñado en hacer prevalecer  su posición, dando como resultado el fin de la vida del monasterio a principios del siglo XIII. A partir de entonces el monasterio queda reducido a parroquia secular pasando a depender, junto con todos sus bienes, directamente de la catedral de Astorga.




Pila robada en 2008 del cementerio de Santa Leocadia.







 

















SANTA LEOCADIA 2011  ©