Contacto  I  Enlaces  I  Bibliografía        

Santa Leocadia
En la comarca leonesa del Bierzo   
     Inicio > Anterior























COSTUMBRES



La Maja
 El Antroido
 El Habla
Los Bolos

 
El Antroido es como se denomina en San Leocadia y en los pueblos de alrededor al Carnaval.

El último domingo antes de la Cuaresma se celebraba el "domingo gordo". En este día, en todas las casas se comía el último botillo del samartino, que hasta entonces había permanecido bien guardado.

En este domingo los mozos y mozas de Santa Leocadia se juntaban en una comparsa de unas 10 ó 15 personas, y se vestían de "guapos", que era vestirse con ropas antiguas, elegantes y llamativas, que hasta en algunas ocasiones habían pertenecido a padres y abuelos. Esta comparsa iba por la calle de casa en casa cantando y recitando composiciones humorísticas, siendo agasajados con rosquillas, huevos, chorizos o lo que a bien tuviese la gente dar dependiendo de la originalidad y el mérito que ese año demostrasen. Como Santa Leocadia era un pueblo pequeño, a menudo no se conseguía reunir un grupo suficiente de gente joven, entonces se unían a la comparsa de San Pedro Mallo. Llegada la noche seguían la fiesta en la cantina del pueblo, y con lo que hubiesen recaudado hacían una buena cena.

El martes siguiente era el día de "correr el Antroido". Dos o tres mozos o no tan mozos del pueblo se enfarramacaban, que era vestirse de "feos" o de "farramacos", utilizando para ello sayas y chambras lo mas viejas posibles. La cara la cubrían con una máscara, de la cintura colgaban una chueca para hacaer ruido, y en la mano agarraban un artilugio compuesto por dos palos de avellano unidos en uno de sus extremos por unas correas de cuero. Luego salían a la calle, y cuando veían a algún crío o a alguna moza joven corrían detrás armando el mayor estruendo posible e intentaban darles con el palo en las canillas. Los guajes más decididos intentaban correr delante del farramaco para hacerse los valientes, y lo que conseguían era llevar unos buenos verdascazos, provocando la risa general de todos los que estaban mirando.

En la cantina
Fiesta en la Cantina de Santa Leocadia.







 

















SANTA LEOCADIA 2011  ©